Entrevista de Lolotónico a Gema Cepeda Grande

Gema Cepeda Grande

Lolotónico: ¿Por qué escribes?

Gema: Ni yo misma lo sé.  Porque no sé cantar, no sé cocinar, no sé bordar y escribir es la forma que tengo de desfigurar el arte en la literatura.

Lolotónico: ¿Para quién fue tu primer verso?

Gema: Para él, fue el primero que me ayudó a sonreír

Lolotónico: ¿Eres feliz?

Gema: No. Sencillamente siempre veo el vaso casi lleno.

Lolotónico: ¿Adónde te gustaría viajar con tus libros

Gema: A un lugar cualquiera, en el cual, sólo fuéramos parte del paisaje.

Lolotónico: ¿Qué cambiarías de este Mundo?

Gema: El corazón de algunas personas.

Lolotónico: ¿Cómo fueron tus comienzos escribiendo?

Gema: Vanos e inútiles. A la sombra y con miedo.

Lolotónico: ¿Te inspiró alguna persona o alguna situación en particular?

Gema: Me inspiró la vida y la infinidad de preguntas que no encuentro respuesta.

Lolotónico: ¿Existe un horario propicio para ponerte a escribir o cualquier momento del día es ideal?

Gema: El horario lo marca mi musa, aunque reconozco que tiene cierta preferencia por la caída del sol y comienzo de la noche.

Lolotónico: ¿Qué estás leyendo actualmente?

Gema: En mi mesilla de noche, siempre hay cuatro libros, según mi estado de ánimo leo uno u otro.
Cuando finalizo uno, repongo. Me dejo guiar “ por la ley del cuatro”.
Te cuento un secreto, existe un quinto que es perenne. “ Don Quijote de la Mancha”. En mis días grises, leo un capítulo. Me encanta ese loco, en su locura estaba mucho más cuerdo que alguno de nosotros.

Actualmente están:

“Tú no matarás” de Julia Navarro.
“El secreto de la modelo extraviada” de Eduardo Mendoza.
“Las hijas del capitán” de María Dueñas.
“Poesía completa” de Federico García Lorca.

Lolotónico: Un libro que te haya marcado, o gustado mucho, o al que cada tanto regresas.

Gema: “Los pilares de la Tierra” de Ken Follett.
Esa mezcla de amor, sangre y piedra, me cautiva.

Lolotónico: Si tuvieras que elegir un personaje de ficción de algún libro o de alguna película para sentarte a conversar un rato, ¿a quién elegirías?

Gema: Sin duda a Don Quijote.

Lolotónico: ¿En qué lugar de tu casa te gusta escribir?

Gema: En mi habitación única y particular. Con la compañía de mis libros y mi ordenador.

Lolotónico: ¿Cual es el truco para enfrentarse a la hoja en blanco?

Gema: No pensar a quien me estoy enfrentando. Pluma y fluir.

Lolotónico: Si te sugiriesen escribir un libro con otro/a escritor/a, ¿quién sería?

Gema: Camino en solitario. Sólo lo escribiría con alguien que caminase a mi vera.

Lolotónico: ¿Qué dedicatoria sueles poner en los libros al firmar?

Gema: Un verso que en esos momentos escapa de mi alma. No lo llevo planificado.

Lolotónico: Si solo pudieras darle un consejo a un escritor que empieza, ¿cuál sería?

Gema: Piensa muy bien, donde te vas a meter.

Lolotónico: ¿Qué destacarías de tú último libro y por qué?

Gema: La fuerza del suspiro.
Como su propio nombre indica mi alma desnuda se muestra, suspirando en una orilla.

Lolotónico: ¿Te consideras una persona sensible? Dicen que las personas que son sensibles escriben mejor poesía. ¿es cierto?

Gema: Soy extremadamente sensible.
No tienen porqué las personas sensibles escribir mejor poesía.
Llevan una baza a su favor. Son personas continuamente estimuladas por el entorno, por el sentimiento, por las emociones, por las miradas….cualidades que les ayudan a sentir con las vísceras y no con la razón.
Al final la poesía, antes de escribirla, debes haberla sentido.

Lolotónico: ¿A quién te gustaría que entrevistáramos, y cuál sería tú pregunta?

Gema: A un poeta que es imposible.
Al poeta francés Arthur Rimbaud.  El poeta maldito más querido en Francia.
Le preguntaría por su lado oscuro, su lado oculto. Ese lado que todo poeta plasma de manera subliminal en su obra.

Lolotónico: ¿Te influyen las criticas negativas?

Gema: A estas alturas de mi vida….ni las positivas tampoco.

Biografía :

Gema Cepeda Grande, nacida en Tomelloso, ( Ciudad Real).
Compagina su labor profesional con su amor profundo por la literatura.
Lectora empedernida y casi poeta por vocación, empezó a escribir desde muy pequeña.
Hace cuatro años , empezó a compartir su poesía a través de Facebook .
Nadie la había leído nunca ; era su tesoro mejor guardado…
2016. Fue invitada al programa » Hoy en Madrid Fin de Semana «, en Onda Madrid y entrevistada por el periodista Curro Castillo.
2016-2017. Trabajó en radio » Benemérita al día » donde tuvo un pequeño programa, “Miradas y Poemas con Gema Cepeda”, en el que recitaba sus poesías, a dúo con el poeta andaluz Antonio García Castro.
2017. Fue entrevistada por Mitxel Casas para «MC radio y Youtube » en su programa » Acordes y letras «.
2018. Asiste al IX ECONTRO INTERNACIONAL DE POESIA en Ourense, organizado por el el Círculo Poético Ourensán.
El 24 de octubre del 2018, publicó su primer poemario, “ suspiros de un alma desnuda”.
Actualmente colabora habitualmente en los programas de «MC radio.es » y «Cartas al anochecer «, dirigidos y presentados por Mitxel Casas, el cual pone voz a sus poemas.
Muy activa en redes sociales, sobretodo en Facebook, posteando diariamente un poema y contando con un gran número de seguidores.
Gestiona su propio blog: «Un verso en tus labios»

http://gemacepedagrande.blogspot.com/?m=1

https://www.facebook.com/gemacepeda

https://mobile.twitter.com/gemacepedagrand?lang=es

https://plus.google.com/114793111444113188450

Poemas de Gema Cepeda:

AMOR ETERNO

Una voz fantasmal desde el mas allá
me despertó,
me entregó mi billete de vuelta
con delicadeza y respeto.
Una noche oscura y espectral
la muerte engalanada,
me vistió con su traje de gala,
me lleva de esta tierra,
a una tierra mejor ganada.
La muerte con su mirada dulce y serena
vino a robarme mi alma enamorada de ti,
jamás me robara el amor que siento por ti.
Y… entonces tras el espejo de la muerte
vi tu amor eternamente.

PAN EN LA MESA

Me hiciste tu musa
yo te hice poesía.
Te amo callando
te siento gritando.
Me regalas una canción
yo te regalo el estribillo.
Te daré mil besos bajo
 las faldas del amanecer
los brillos de tus pupilas
son lunares en mis mejillas.
Dolor sin llanto en mi corazón
sueños invertidos
al borde del suicidio.
Poco a poco de pedazos de ti
voy haciéndole un hueco al amor.
Los vientos abren su vientre
alojando una rosa roja.
Eres pan en la mesa, vino en la copa
y atracción en el arpa.
Me desangro de versos
cuando pienso en ti.
Pondré barandas al mundo
para que tú no me dejes escapar
imanes al cielo para
estar siempre a tu lado.
Te quiero a pecho abierto.

DIME

Dime….tú que entiendes de amor.
¿Dónde desembocan los sentimientos?
Acaso, ¿ En la llanura de unos labios rotos?
Quizás, ¿ En el apículo del corazón
aprisionados por el diafragma?
Yo te digo…
No hay lugar para llorar
cuando el sentir muta en tu hiel,
cuando el amar roza tu piel.
Sentimientos resguardados
en el cuello del querer.
Sentir, vivir y revivir,
es el caldo de la mente aturdir
y el alma discurrir
por el riachuelo que riega,
el lucero mañanero.
Borrosa es la huella del
sentimiento que cuelga
en el portal de un descosido corazón.
Flamante sentimiento
 lo que tu corazón
y el mío se transmiten,
en esos ratos de silencio
que no hacen falta palabras,
para gritar al mundo 
que tú y yo nos amamos.

AMOR A DESTIEMPO

Romper el destino
es casi imposible.
Dos personas cada una
en su mundo
enlazadas en un mundo común.
Vestigios de vida tan minúsculos
que no caben en el ojo de una aguja.
Los hilos se tienden al sol
el invierno los enfría.
Los demonios viven en el infierno
los ángeles en el cielo.
Luchas que agobian
victorias que celebrar.
Filosofía barata.
Romper cadenas.
Libertad en las caderas.
Justicia en los codos.
Un rostro hundido en una almohada,
unas lágrimas lo cotejan,
un corazón parado,
un diptongo existe o no existe.

POETA DESPECHADO

Una serpiente enroscada a un corazón.
Una lágrima salpica sobre las telarañas
de un espejo opaco.
Una gema pierde su brillantez
adquiriendo una tonalidad putrefacta.
Una pluma derrama su tinta
sobre una sepultura vacía.
Una perla de sudor bañada en barro.
Como piedra fría y solitaria
abandonada por su iglesia,
refugiado en un silencio sepulcral,
un poeta suelta su alma
en una hoja de papel blanco,
para que escriba en libertad.
Esa tristeza que envuelve al poeta
en su poesía la plasma,
la disfraza de besos,
la pinta de abrazos,
la adorna de caricias
y de palabras anheladas
que levantan su inspiración.
Su angustia traza bocetos grises,
las musas afligidas claman
hasta quedar afónicas,
ser encerradas en bellos versos
para al lector guiar,
a un camino de ensueño.
La soledad cabalga a lomos
de un poeta.

DOLOR EN LA MIRADA

Los corazones como los jarrones
también se rompen
en mil pedazos.
Recomponerlos es obra larga
y laboriosa.
No hay zurcido sin rastro
ni zumbido que no se pierda
en un repetitivo eco.
Sueños rotos
guardados debajo de una almohada.
Tirita para las penas,
sutura para los sufrimientos.
Ceguera por voluntad,
como finge la voz de la mañana.
Dolor en la mirada,
un barco parte la mar en dos.
Como falta el aire,
como sobran ganas de llorar.
Velo de lágrimas,
saco de gusanos,
en un obsoleto anochecer.
Espinas vestidas de rosas,
rosas desnudas de amor.

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *