Diario de un poeta. Día 11 de 365

No hay nada como un poco de aire, para respirar libertad, una fresca y suave brisa, que acarician los rostros y aviva tu instinto de supervivencia. Estamos en un Mundo creado de dinero y por el dinero, un Mundo esclavo de nosotros mismos, donde el único resquicio de AMOR es un oasis, en el cuál, se puede respirar. Es ese momento, sólo para nosotros.

Buen día,

¡Amar, y ser Amados!

Poema

 

Aquí… ahora

 

lo que mis ojos

te dicen

es más poesía,

que mi palabra.

Por lo que dejaré

de escribirte palabras,

para mirarte todas las mañanas.

 

Cuándo escribo

te sueňo.

 

Cuándo te miro

te siento.

 

Cuándo me miras

te amo,

como ese susurro

de una Estrella al Alba.

 

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *