Diario de un poeta. Día 99 de 365

A por el lunes!!!

 

Puede, que no nos veamos mucho, pero nuestra amistad es verdaderamente auténtica. Para todas esas «PERSONAS» que siempre estarán para cuando las necesites y al revés… ¡Muchas Gracias!

Poema⬇

Benito, “el amigo del barrio”
Dedicado a Benito de Manolo, tu amigo.
Benito es un ser complejo.
Le define una palabra:
¡Ganar!
Pertenece a un grupo de gente,
que se ha preparado para ganar.
Pertenece a un grupo de gente,
¡Es del Real Madrid!
Benito, como su chico “Raúl”,
¡sólo piensa en ganar!,
a mí me dejo en el banquillo,
en una partida de futbolín, decisiva,
¡era una partida de futbolín!
¡perdimos!
Benito se sintió dolido.
Yo, le animaba todo lo que podía,
yo a Benito le decía:
-Benito, ¡no pasa nada, el campo está mojado!
-EL FUTBOLÍN ES FUTBOLÍN-
Bromas a parte.

Benito es un buen tío,
aunque no le guste perder.
Benito tiene un humor un poco aceitunado,
que amarga, pero siempre te apetece otra oliva.
Con el humor de oliva verde,
con el humor aceitunado,
Benito espera nuestro fallo,
buscándole los tres pies al gato.
Benito busca la perfección,
tiene que tener todo bien ordenado,
y saber que su autito esté bien aparcado
y amarrado con su protección.
Benito es como yo, un soñador,
es un alejandrista de pro;
cuando nuestro amigo ALEJANDRO SANZ canta:
– “Silencio.”
“He visto a dos niños, jurarse abrazados
eternas locuras
que sé que ningún ser humano
se las ha enseñado.
Y he visto a la vida, volar de sus manos.
He visto a dos niños mirarse a los ojos
sentirse felices, de estar amarrados,
yo he oído el poema, que le ha dedicado.”

Benito es como yo, un soñador,
escuchando ésta música,
té quedas mirando al infinito,
y te paras a soñar.
Pensando como yo, en todos los amigos
¡que ya hemos perdido!,
¡porque han quedado prisioneros de la rutina!,
¡que no les deja acercarse!, ¡al Búho!
Unos por su trabajo,
otros porque se han casado,
otros porque han emigrado a otros lugares.
¡Han quedado prisioneros de la rutina!,
¡que no les deja acercarse!,
¡al Búho, para estar con Benito, “el amigo del barrio”!
¡Vamos quedando pocos para tomar la
“arrancadera”!
Tiene Pozuelo un rincón
con la luna de faro,
donde está un tal Benito,
amigo de “Wuytalo”.
Al libre Gorrión,
para que viva el atardecer,
le presta el nido,
por ver de madrugada unos ojos de mujer.
Y que le alegre su amanecer.

Y todos con él a tomar la “arrancadera”
y a ver a nuestro amigo en nuestro barrio.
¡Todavía nos quedan muchas “arrancaderas”,
que tomar contigo Benito “El amigo del barrio”!

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *