Arena blanca

        Arena blanca

 

Sin más te vas desvaneciendo

durante la semana.

Como una montaña de arena blanca

en el desierto te vas desvaneciendo;

por el viento.

Sin más te vas desperdigando

como cada piedrecilla de la montaña

por el océano de arena.

Sin saber por qué durante la semana.

 

Durante la semana,

en mi desierto tú eras el oasis

traicionado por un eclipse de luna llena.

Ahora ya un espejismo de arena blanca.

 

Un espejismo,

que ni la propia luna puede alumbrar.

Un espejismo,

de arena blanca, que se pega al cuerpo,

como en una playa sin mar.

 

Más de una de esas piedrecillas de arena blanca

las tengo incrustadas en mi corazón.

Un oasis protegido por un faro de luna llena,

por un eclipse me perdí en el desierto,

sin poder encontrarte durante la semana.

Photo by Breanna Galley on Unsplash

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *