El Rosal

El Rosal

 

Por un motivo u otro siempre se me olvida regar las plantas. Pero hoy me detuve por un momento a mirar tu rosal. Nuestra rosa blanca ha hecho brotar a la primavera. Al verla, recordé. Tus manos son delicadas, pero tan fuertes, que sujetan a la vida, con caricias suaves, que amansan a las espinas. Recordé tu mirada, seguridad de mi infancia, la seguridad de mis palabras, del verso, de toda mi vida. Recordé tu consejo, al principio del día y esos besos, de que, mañana te veo. Por ti; creo en las rosas, en la primavera, en los sueños.

¡Te quiero!

¡Mañana riego!

¡Pero ahora, subo y te veo!

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *