Un SÍ, del destino

Un SÍ, del destino.

 

 

Apareció Cupido,

 

Con sus flechas de terciopelo,

 

Y te incrusto el amor en tu corazón.

 

Con el amor de cara,

 

Asomo tu destino,

 

Como una encrucijada en el camino.

 

 

Con un simple SÍ, de puro amor,

 

Dejarás atrás los campos de margaritas,

 

Mas su fragancia, quedará perenne en tu memoria.

 

Con un simple SÍ, de puro amor,

 

Dejarás atrás un trocito de tu alma,

 

Mas quedará el susurro en versos,

 

Las caricias de tus Amapolas.

 

Con un simple SÍ, de puro amor,

 

Dejarás atrás camino,

 

 Mas el propio tiempo, te dará más camino,

 

 Con las orillas verdes de esperanza.

 

El Sol te ofrecerá sus sombras,

 

 Y la Luna vieja, su luz,

 

Esencial para amar y seguir tú camino.

 

Tus Amapolas, quedarán a tu vera,

 

 Para cuando las necesites oler,

 

Te recordarán, que la amistad,

 

 Es tan necesaria cómo amar.

 

 

Apareció Cupido,

 

Con él,

 

 Tu destino,

 

La FELICIDAD.

 

 Un SÍ, del destino, que llega por amor.

 

 Prospera  felicidad.

Que tu boda sea de blanco,

Por la pureza de tu alma.

Que tus amigas,

Las lindas Amapolas, te mojen de arroz,

Para decirte de bajo de esa lluvia,

 Que te quieren,

 Y que tienen tu felicidad

 Para siempre grabada en su memoria.

Que el futuro sea tuyo,

 Como lo fue el pasado,

Y vive, vive el presente,

Con pasión y alegría.

 

Photo by Meireles Neto on Unsplash

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *