Casualidad

Casualidad

 

Hacía frío, aún así me quedé en las escaleras un rato, sentado mirando la luna, era grande, más cercana que nunca, atrayente, como si me estuviera mirando, ella a mí. El perro de la casa de madera aullaba, por esos genes de un antepasado, lobo, que le regaló la Naturaleza. Un par de murciélagos dibujaban formas geométricas en el cielo mientras atrapan esos mosquitos que juegan con la luz de la farola, los gatos se van tumbando a mi alrededor, menos Chispa, que decide ponerse en mis piernas a ronronear. El aire es virgen todavía y huele a lluvia. Y este aire, que resopla, tiene sonidos, como si fueran cosquillas, entre dos niños… Ese aire aparta a las nubes y deja a la luna acercarse todavía más. Ya no siento frío, sino seguridad, existimos por una razón, aunque en este instante no me pregunto el porqué, únicamente disfruto de las casualidades, mientras acaricio a Chispa.

Photo by Pedro Lastra on Unsplash

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *