El Tejado

El tejado

El jueves pasado libre por la tarde. Estos dos me la liaron bien…iba yo pensando en desconectar un poco, ir al Lobo Rojo a tomar unas cañas y una de callos, pero no era el día. Aparque el coche en la puerta de casa, y me fui caminando hacia el Bar, que os he dicho antes. Voy caminando tranquilamente por la acera, la casa de mi hermano me queda a la derecha. Oigo unos miaus conocidos del Trigetón, pero no le consigo ver, de eso que miro para arriba y veo a Trigetón en el tejado. Miau, miau, miau llamándome. Pero ¿cómo leches te has subido al tejado?
Miau, miau, miau por un árbol, pero ahora no sé bajar.Trigetón, es pequeño, es gamberro y no es lo mismo subir, que bajar. Por lo que tuve que volver a coger el coche e ir a mi Bar a pedirle las llaves a mi hermano. Ya con las llaves otra vez de vuelta a salvar a gamberro. Abro la puerta pon una escalera, que tenía en el garaje y le bajo. Se dejó, estaba asustado y hambriento. Ya en el suelo le suelto y aparece su padre el Fuertote y le da con una pata cómo regaňandole y a mi me mira, y me bufa y luego se va caminando lentamente. Trigetón ya a salvo olvida pronto y se va otra vez al Árbol a subirse es un gatillo inquieto.
Yo ya era tarde para todo lo planeado y me fui a casa, bueno tampoco estuvo mal. Salve al gato

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

2 comentarios sobre “El Tejado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *