La botella de vino

La botella de vino

 

Me encontré una botella de vino tinto escondida en los rosales del patio de atrás de mi casa. Se lo dije a mi amigo Jacinto, mostrándole la botella, él me estaba mirando por la ventana de su habitación, moví la Botella de un lado a otro cómo si estuviera haciendo señales en un barco. Al verme, bajó corriendo, para ver lo que estaba tramando.

-¿Qué te has encontrado Manolo?- Decía Jacinto impaciente.

-Estaba escondida en los rosales, ¡una botella de vino! ¿No la bebemos?- Creo que era la segunda vez que bebiamos alcohol.

Nos fuimos a nuestros escondite favorito, en la caseta que nos hicimos en un árbol con unas tablas, detrás de La Fuente de la Salud. Al cruzar la calle, para ir al parque nos encontramos con Clara y Virginia, dos hermanas gemelas que nos gustan mucho. A mí, Clara, claro. Bueno, ese no es el tema.
Las ofrecimos que vinieran con nosotros, ya habían venido otras veces a fumar.

En la caseta, me tropecé con una piedra…

Oigo unos murmullos en mi oído, giro la cabeza y es la botella la que me habla…

-Chaval, no me bebas el vino que tengo adentro está contaminado-

-¿Y eso?- Le contesté sin darle importancia, que una botella me hablará.

-Eso es porqué unos seres del futuro quieren acabar con vuestro grupo de amigos, y me pusieon entre las rosas, para eso, para que me encontrarás- Decía la Botella indignada

-¡¿Unos seres del Futuro?!-

-Si Manolo, en futuro seréis poetas y escritores, podréis cambiar el Mundo, y no quiero ser yo quién lo impida-

-¿Y que hacemos?- Le dije inseguro.

-Me vacías en una botella de plástico y la precintas bien y la escondes de cualquier persona. Luego escribir vuestros nombres en un papel y me los metes dentro y me dejas en donde me has encontrado, y ya nos veremos cuando pasen 59 años.-

Poco a poco me fui despertando de la conmoción… Los chicos estaban allí, fumando y bebiendo, la Botella estaba vacía. Me levanté, cogí un bolígrafo y una hoja y escribí mi nombre y lo metí dentro de la Botella. Ellos se quedaron allí, yo lleve la Botella a los rosales, nunca más les volví a ver…

Photo by paul morris on Unsplash

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *