Libertad

Libertad

 

Nos creemos más libres por tener más propiedades; dos casas, dos coches, el mejor teléfono, sin darnos cuenta que estamos oprimidos sin libertar, por está sociedad consumista. Cuando el barco se hunde el sobrante se tira por la borda, primero el dolor y luego todo lo demás. ¡Qué ironía! A veces, es bueno hundirse, para volver a flotar y a lo mejor de esa forma nos encontramos en La Mar. Descubrimos… ¿quienes somos?  Mejor estar escaso, que tener mucho odio. Al final de la vida nada nos podremos llevar. Por lo que no quiero nada, sólo un trozo de pan y amor para echarme a la boca.

Photo by Clem Onojeghuo on Unsplash

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *