Realidades

Realidades

 

No hasta que por fin me haya mordido. Con su realidad la vida, no encontrare sentido al amor, que evito por puro miedo  de no ser correspondido por sus palabras de pasión.

Escondido, invisible, tímido permanece el amor a nuestros sentidos, pero es tan fuerte que sólo necesita de un poco de locura para cruzar el puente y buscar la palabra por la palabra, el susurro, la caricia, el deseo. El amor es un sentimiento tan grande, que nos invade con tanta fuerza, que impide que nuestros odios afloren, dejándolos escondidos en nuestro lado oscuro. El amor da la mejor cara que tenemos, es la felicidad de ensueño.

Photo by Montse Monmo on Unsplash

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *