Sinrabo

Sinrabo

 

Este es uno de los mejores amigos que he conocido. Ya casi cuatro años o más, no sé,  yo el Tiempo no lo mido bien. Es un animal 🙂 maravilloso, es listo. Sabéis un secreto, el me vio a mi primero. Y, no se acercó de inmediato. Durante unas semanas o meses, me estuvo vigilando. Se subía a la ventana de la cocina y miraba que hacía. Al principio, cuando le descubría espiando, salia por patas. Otras veces me seguía, dejando una distancia de seguridad, para ver, que estaba descolocado de su hábitat. Se posaba en su posición de descanso mirando con cara de pocos amigos. Yo creo que pensaba: -¿Qué hará este chaval aquí, tan solo? Yo creo, que por aquello tiempos todavía no me fije bien en él. Claro, que sabía que había un gato por la parcela, pero lo que no sabía, que me había elegido a mí. Otro lunes cualquiera, que libre, me fui a hacer la comida, y el gato estaba en su ventana de espía, esta vez me vio perfectamente, que le vi, pero se quedó ahí… Mirándome.  Decidí ignorarlo y le deje observarme. Me acuerdo, muy bien raro en mí, que me hice unos higadillos de pollo  encebollado con vino blanco. Quería compartir unos de los primeros platos, que me hice en mi casa y que mejor, que con Gato. No os he dicho, que Gato, es un gato negro con machas blancas.Por aquel entonces, todavía tenían rabo. Pero un día apareció sin rabo, no se como lo perdió, pero lo tenía cortado al ras. Entonces le llamaba, Gato sin Rabo. Más tarde se lo acorte y le llame Sinrabo. Pues volviendo a atrás. El día de higadillos de pollo, los quería compartir con Sinrabo, cuando todavía tenía rabo. Se los puse en plato, y se lo saque al porche. Pero hasta que no me fui, para dentro otra vez, no se lo comió. Creo, que fue el comienzo de nuestra amistad.

 

Hoy en teoría, era un día alegre. Mis amig@s, que son los mejores por cierto, prepararon una fiesta de cumpleaños para mí.

 

Se estropeó. A Sinrabo le atropello un coche. Me mandó un mensaje mi vecina.

Bueno ahora mismo, lo tengo en la cocina en su cuna. Esperando lo peor, pero por lo menos en su casa con mi cariño.

 

Estoy triste y escribir me relaja.

 

Dedicado a Sinrabo del aprendiz de poeta, uno de mis mejores amigos.

 

Manuel Barranco Roda

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *