Diario de un poeta. Día 59 de 365

A por el miércoles!!!

 

Tenemos que estar unidos porque somos del mismo libros con una historia diferente, nos conocemos en esos caminos que llevan al campo y soñamos en el tronco de nuestro árbol, nuestros versos los llevan los pájaros y nuestro amigo gato. Somos parte de este mundo que da vueltas y vueltas al universo… Sigue leyendo Diario de un poeta. Día 59 de 365

La ventana

La ventana

 

Juanjo le gusta asomarse por la ventana, se agarra al radiador y aúpa un poco el culo de la silla de ruedas. Hay niños jugando a la pelota, un taxi en frente de la peluquería y el taxista apoyado en un árbol, fumando, mira fijamente su taxi, mientras un señor que cruza, con un perro la plaza, dirección al parque. Del bar del parque se escucha música de los ochenta. El día, un poco grisáceo y Sigue leyendo La ventana

El Gimnasio

El Gimnasio

 

Hace muchos, muchos años recién apuntado a mi gimnasio, EL BODY FACTORY POZUELO, en donde pasan tantas cosas. Un domingo, fui a las 5 de la tarde al SPA, era enero y el frio cuajaba los huesos. Al entrar como siempre Charito encantadora, me dio dos toallas grandes (cuando voy al SPA me gusta llevar dos Sigue leyendo El Gimnasio

NIÑO-ÁRBOL

NIÑO-ÁRBOL

 

Los copos de nieve caían sin cesar, Agustín lo observa todo a través de esa ventana triste y ruidosa, que es la televisión. Se sucedían las noticias; la gran nevada, la A6, centenares de coches atrapados, actuación penosa de la Guardia Civil y la D.G.T., PSOE, CIUDADANOS Y PODEMOS piden responsabilidades al PP, el PP responsabiliza a empresa de concesión de carreteras. Así, así entre tanto Sigue leyendo NIÑO-ÁRBOL

Las últimas rosas de Octubre

Me apetece compartir este poema, no sé el porque. A veces, te acuerdas de personas que te han hecho reír. Y eso, es muy importante para mí.

Las últimas rosas de Octubre

En le rosaleda el viejo rosal sufría
las copiosas lluvias de un añejo Octubre.
El viejo rosal de Alejandría sufría
el triste otoño, evocaba el suave calor Sigue leyendo Las últimas rosas de Octubre

Los libertos

Los libertos

 

Los obsonatores son romanos ociosos, que acudían a Macellum en sus paseos cotidianos por el foro, confiriéndole su carácter de mercado alimentario de lujo. Yo en cambio sólo necesitaba unos huevos, y un pan, si lo conseguía encontrar, ya que, con la última sequía el grano estaba escaso… Al pasear por el Mercado como si fuera un romano rico me di cuenta, que Sigue leyendo Los libertos